top of page
Buscar

El Lenguaje del Amor




Dicen que todos tenemos un Lenguaje del Amor. Ya sea regalos, palabras de afirmación, actos de servicio, apapachos, o tiempo de calidad. (Si te interesa más el tema, busca "Los 5 Lenguajes del Amor", de Gary Chapman.) Personalmente, me encantan los regalos y el tiempo de calidad; y es la forma en la que normalmente expreso mi afecto por otras personas.


En los últimos meses he tenido un pequeño conflicto con Dios. Uno de esos conflictos de los cuales prefieres no hablar. Como cuando te enojas con una persona y después de un tiempo vuelven a la "normalidad", pero ambos saben que quedó un tema pendiente. Bueno, así me sentía yo en mi relación con Dios.


Básicamente le dije a Dios: "Tu y yo estamos bien, no pasa nada. Lo que pasó pasó, y mis peticiones, pues tú ya las sabes". Con cierto descontento, y hasta resignación, seguí por la vida como si nada pasara. Pero Dios sabía que algo no estaba del todo bien. Es por eso que usó todos los medios posibles para llamar mi atención. Y sí, también usó todos los lenguajes. Pero definitivamente mi favorito, como siempre, son los detalles. Dios me conoce más que nadie, y sabe que prefiero un lindo detalle, que un regalo costoso. Por eso comenzó a llamar mi atención con paisajes hermosos y llenos de color. Unas lluvias tan potentes que me despertaban por la noche, arcoiris resplandecientes al amanecer, y unos atardeceres ¡de película!


Me di cuenta que muchas veces ignoré esos pequeños mensajes que Dios diseñaba en el cielo para mí. Por lo que me Él me llevó a momentos precisos, carreteras desconocidas y tiempos a solas para darme justo lo que más necesitaba: Detalles y Tiempo de Calidad con Él.


Esta imagen en específico la tomé en un viaje de regreso de las montañas de Sacramento NM. En esa ocasión tuve que manejar nuestra camioneta, con mis hijos e hija atrás. Solo Dios sabe el momento tan aterrador que había pasado unos años antes en una situación similar. A causa de eso, aumentó en mí un temor de manejar sola en carretera, o peor aún, con mis hijos en el asiento de atrás. Para hacerla todavía más de emoción, este viaje sería en una carretera llena de curvas, subidas y bajadas. Un camino estrecho a las montañas, con solo un carril de ida, y otro de vuelta. Y por si fuera poco, con una lluvia intensa justo en los tramos de más precaución. Aún no sé cómo logré manejar por esos caminos sin visibilidad, pero Dios me mostró algo hermoso al terminar. Él sabía mi temor interno, y es por eso que me regaló este hermoso recordatorio al terminar el recorrido. Sí, es una nube en forma de corazón (y no está editada).



Hoy puedo decir que sus hermosos detalles me han acompañado a lo largo de mi vida, y en los momentos de incertidumbre se revela a mí de una forma tan clara que no me queda duda su infinito amor.


Yo no sé cuál sea tu lenguaje o lenguajes del amor, pero Dios sí lo sabe. Él conoce tu corazón, tus anhelos y tus peticiones. Y lo mejor de todo, es que Él quiere revelarse a ti.

La pregunta es: ¿Estás atento a escucharlo?


No dejes que pase más tiempo. No dejes conversaciones pendientes.

Dios quiere tener una conversación contigo hoy. Una conversación donde no solamente te escucha, si no que también te responde.


¿Crees que Dios está tratando de llamar tu atención?

Asegúrate de descubrir ese mensaje especial, y de responder lo antes posible.


"He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo." Apocalipsis 3:20

Hoy puedes descubrir un mensaje especial de Dios. Abre tu corazón y deja que Dios te hable en el mejor lenguaje que existe... El Lenguaje de Su Amor.






66 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Plenitud

bottom of page